domingo, mayo 27, 2007

Estadía

El tiempo ha pasado y el recorrido ligero es el que se repite por el frívolo camino de antes.
Es dar un paso a paso por la monotonía, mientras la música avanza, y se entremezcla con el aire, hipnotizando ...
Ya no es de mí, si no de mi alma...
Suspendida recuerdo el recuerdo de ella y hago pausa respirando sensaciones...
Y es el roce, y es la piel, y son los labios y los suspiros.
Y es el cuerpo, y es placer, es cárcel y estadía.
Vuelve la idea de que eres más sabia y que el tiempo te moldea y te hace madura, y vuelves a revisar las líneas redactadas, para encontrar faltas o aprender de absolutos.
Sin perder el pulso de dos en dos, ni siquiera disimulas.
Es que no has comprendido; Se trata del vaso semi vacío, del tocar o no tocar manos enredadas, del sentir o no, sábanas por tu cara.
Es que es el roce, es la piel, es que son los labios y tus suspiros.
Es que es tu cuerpo, es tu placer, es más que cárcel, es tu estadía.
Te pierdes, te sumerges, y te contienes mientras viajas.
Pronuncias protocolos aún yendo a la deriva... Susurras.
Recorres laberintos y te llenas de osadía, y vuelves enviciada de los recuerdos discontinuos.
Es que son los roces y las pieles, y son los labios y los suspiros.
Y son los cuerpos, y son placeres, ambos cárceles, son estadía.

1 comentario:

Javier dijo...

Muy buen texto.

Haces trabajar a tus lectores, pero valió la espera de meses en que renovaras tu blog.

Siempre es bueno mirar hacia atrás y ver que es lo que nos ha dejado la vida, hay que mirar el vaso medio lleno eso sí, después de todo siempre se aprende, sobre todo de los baches del camino.

Un gran abrazo y espero leerla más seguido.

Saludos,

Javier
http://pedaleovirtual.blogspot.com